lunes, 11 de junio de 2018

Wild Wild Country | Documental Netflix

Siguiendo la fiebre delirante de las series de Netflix, sigo con esta belleza documental de 6 episodios llamada Wild Wild Country, que muestra cómo la secta de Bhagwan Shree Rajneesh (más conocido como Osho) intentó construir una ciudad delirante en el Estado americano (odio usar la palabra 'americano') de Oregon para llevar a gran escala su estilo de vida y sus ritos. Una idea basada en la visión de una sociedad perfecta, sin restricciones, fundada en el amor libre, la armonía, la reverencia a Baghwan y a la libre sexualidad (que es lo que más me gusta de la historia XD ).

A lo largo de los 6 episodios se va desentrañando el conflicto que surge entre los residentes locales de Antilope (la localidad de Oregon cercana al rancho que compró Baghwan para su Ciudad-Nirvana) y los Rajneeshees que son los seguidores de Osho, el iluminado. 

Esta serie documental de Netflix está tan bien filmada, tan bien hecha, con una fotografía espectacular, con videos de archivo reeditados creativamente, y con una historia tan adictiva, que por momentos no sabes de qué bando estás. A mi me ha encantado. Creo que el documental intenta ser imparcial y mostrar los eventos cómo están registrados en las imágenes y videos de prensa y acudiendo también a testimonios de ambas partes. Pero por momentos a mi sí me dieron ganas de ir a esa comuna a vivir por un tiempo y practicar esas meditaciones raras, pero sobre todo a practicar y conocer aquello que proclamaban del amor libre. La verdad ese loquillo y granuja de Osho, además de sus 10 Rolls Royce y de llevar anillos y relojes de diamantes de 1 millón de dólares, debió haber bendecido a solas a más de una discípula de su comuna en Oregon. Así dan ganas de crear una nueva religión basada también en ideas semejantes. 

Los conflictos entre la ciudad de Baghwan, nombrada como Rajnishpuram, y los residentes locales de la comunidad de Antelope, se recrudecen tanto que el caso llega a tomar una dimensión nacional. En el fondo me hubiera gustado que Sheela y sus secuaces hubieran tomado asientos en el condado de Wasco y que se hubieran salido con la suya. Hubo intentos de asesinato, bioterrorismo, un intento delirante por abarcarlo todo y a todos. La pregunta subyace en todo el documental ¿Fue obra de Sheela misma o fueron órdenes de Baghwan? La pregunta flota en el aire, pero no así su respuesta. Pero no lograron salirse con la suya, el Imperio de la Razón finalmente se impuso, como debía ser.

Yo no sé ustedes, pero yo me tragué un poco de la que nombraron como Secretaría de RR.PP. de la ciudad de Rajnishpuram, me refiero a Ma Prem Sunshine, una llamativa asiática de pelo negro y con una espléndida sonrisa que también cayó a los pies de la presunta espiritualidad de Baghwan. Claro que hoy en día ya es una mujer muy entrada en años (aunque aún conserva esa sensualidad de entonces). Me pregunto si habrá tenido audiencias privadas con Baghwan o no. (Yo del viejito claro que le hubiera dado audiencias privadas cada noche XD). Ella era la encargada de hablar con la prensa, de abrirle las puertas de la ciudad a los medios estadounidenses para que vieran que eran una comunidad pacífica y respetable.

En fin. Creo que en últimas fue un movimiento llamativo, novedoso, con ideas raras sobre lo que es ser espiritual y sobre la sexualidad; pero un movimiento peligroso que no escatimó esfuerzos en imponer su verdad utilizando cualquier medio, cualquiera. Lo que lleva a reflexión sobre una secta como estas es ¿Por qué motivos llegó a tener tantos seguidores alrededor del mundo? El fanatismo no parece ser un fenómeno exclusivo de fieles seguidores ciegos y sin prepraración, incáutos inocentes o personas excesivamente frágiles, no. Un gran porcentaje de los seguidores de Baghwan eran personas con formación universitaria, jóvenes de muchas profesiones que prestaron sus conocimientos y su experiencia a engrandecer el movimiento de manera voluntaria y gratuita. Además algunos dieron donaciones increíbles. No eran tarados, era gente que quizá (?) sabía en qué se metía.

Los dejo con el trailer a continuación. Espero que lo vean y la disfruten. Ya está disponible en otros sitios de cuyo nombre no quiero acordarme, jajajaja. Saludos.

martes, 5 de junio de 2018

Black Mirror

Empecé a ver esta serie este fin de semana y quiero decir que es demasiado espectacular. 

Todo gira en torno a la tecnología, prevee un futuro distópico donde la tecnología ha invadido prácticamente todos los aspectos de nuestras vidas y las ha trastornado a tal punto que puede llegar al absurdo. Fantasea mucho con la posibilidad de que la tecnología de las redes sociales, internet y la digitalización del mundo lleguen a un extremo tal que deshumaniza y altera las relaciones entre los seres humanos. Las tecnologías de comunicación han llegado a un punto de tal de refinamiento y avance, que se han trastocado límites éticos y morales en que, al parecer, los seres humanos casi han perdido la noción de la naturaleza y de lo "sencillo". Una serie enormemente pesimista que hace reflexionar sobre el futuro que nos depara a todo el conjunto de la humanidad.

Es muy sicológica, por momentos aterradora y que nos hace pensar que vamos rumbo a la catástrofe social. No muy lejana de nuestra época actual plantea un escenario (casi pre-apocalíptico) en que la obsesión por los móviles, el internet y las redes sociales, ha forjado una nueva sociedad basada en el mecanisismo y la atrofia de un modo de socializar natural y espontáneo. Un mundo feliz artifical, postizo, prefabricado, falso.

Una distopía pura, llevada a su máximo expresión; un futuro desolador, sin esperanza, basado en likes, en la popularidad forjada desde la opinión de las demás personas, una pérdida del yo cruel y sin posibilidad de redención. Todo un sistema social cerrado, una cárcel futurista y digital donde la dependencia de la tecnología ha creado unos seres humanos con nuevas relaciones y una nueva forma de ver la realidad, una realidad creada a la medida de los propios miedos y falencias.

Hasta ahora llevo 4 capítulos y me tiene la cabeza cruzada. Es genial porque cada capítulo es una historia individual, no tiene una secuencia y se puede ver en cualquier orden. La pueden ver por Netflix.

Es una serie británica, con unas actuaciones de lujo. Black Mirror no dejará indiferente a nadie. Muy recomendada desde Preludio al Paraiso.